Club / Historia

Más de 100 años creciendo junto a la ciudad

Club / Historia

Más de 100 años creciendo junto a la ciudad

Club / Historia

Más de 100 años creciendo junto a la ciudad

Club / Nuestra Historia

Más de 100 años creciendo junto a la ciudad

Club / Historia / 20 de Mayo de 2019

Compartir


El 24 de abril de 1917, un grupo de jóvenes de la ciudad se reúne en la Biblioteca Popular, con el objetivo de conformar un club de remo en Paraná. Al impulso de esos jóvenes visionarios nace el Paraná Rowing Club hace 90 años.

La historia de Rowing, por razones de espacio físico, ha tenido dos etapas: la primera, abarca los 20 años iniciales, en un galpón de zinc con piso de tierra, y un “pedazo” de río de aguas profundas, entre dos muelles en el Puerto Nuevo. En aquel solar, remeros, nadadores y waterpolistas conquistaron los primeros laureles, y el nombre Rowing trascendió los límites geográficos de Entre Ríos, y llegó a la gran capital a bordo de un “patacho” tripulado por cuatro jóvenes ganadores y un timonel para ganar la primer regata en El Tigre. Han pasado 70 años de esa hazaña, el Rowing había entrado en la historia del remo argentino.
Un nuevo espacio físico donde mejorar performances y dar cabida al crecimiento socio-recreativo se hacía imprescindible. El lugar se encontró en el extremo oeste de la actual costanera, pero el intendente de la ciudad propuso un cambio al actual terreno, lo que fue aceptado. La construcción del nuevo hogar comenzó. En 1937 se hizo la “mudanza fluvial”; los jóvenes fueron los encargados de trasladar aguas abajo, en los espaciosos botes de paseo, sillas, mesas, herramientas, etc. El viejo galpón y los muelles de quebracho quedaron, añorantes, en vana espera de un retorno.
Ya en 1937 la primera parte del proyecto edilicio se había construido en el corazón del Parque Urquiza, a orillas del gran río: secretaría, capitanía, vestuarios y salón (hoy Ateneo), carpintería y salón de botes. Vendrían luego los natatorios, la cancha de básquet (más tarde remodelada para dar cabida a patín), cancha de mano....Estamos por los años 40, los que dan paso a una actividad social sin precedentes en Paraná. Paralelamente nace la propuesta cultural a cargo de los intelectuales más caracterizados, socios de Rowing. Los bailes de Navidad, Año Nuevo, Reyes, Carnaval y los Té danzantes fueron únicos, y más recientemente las cenas en la balsa. Solo el Rowing ha sido capaz de llevar adelante semejantes acontecimientos sociales, con desbordante convocatoria, que marcaron una época de esplendor.
En la década del 60, el Club tuvo un crecimiento significativo y si bien se dejó de lado el proyecto edilicio iniciado en el 37, la construcción encarada brindó un gimnasio cerrado, dando albergue a nuevas disciplinas deportivas.- Se creó el Departamento Deportivo, se reordenó el Departamento Médico y se cerró la pileta chica, constituyéndose en la primer pileta climatizada de Paraná.- Se suma luego el campo de deportes La Tortuguita.
Promediando los años 70 el Rowing había dejado de ser un club de verano, desde hace treinta años podemos disfrutarlo los 365 días del año.
En el Rowing de los muelles ya tuvimos representantes olímpicos, a los que se sumaron los surgidos en la segunda etapa institucional: remeros, nadadores, voleybolistas, esgrimistas, pelotaris que representaron al país en olimpíadas, mundiales, sudamericanos y más de un centenar de campeonatos argentinos y entrerrianos.
En 90 años el Rowing nos ha impuesto un estilo de vida en el que se entrelazan fidelidad, amor, ideales, conducta, amistad, coraje. En 90 años el Rowing no ha dejado de marcar pautas en lo deportivo, social y cultural, y seguirá haciéndolo, por ser el mejor.
Compartir